Angelica Escoto en Mambomag

http://mambomag.com/2013/01/26/angelica-escoto-huellas-ellas-y-ballenas-2012/

Dos costillas de ballena hacen un arco. Mi hermana y yo estamos adentro de ellas. Está a punto de llover. ¿llover? Sí, en el desierto llueve, sigo la orilla del mar, en él recorro el tiempo que me regresa a la infancia. Hago memoria en mis sueños y me pregunto si los cuentos nacen de un sueño o los sueños se justifican en cuentos. Los ojos de un calamar me espían mientras poso para la foto de mi mamá. Quiero saber por qué las ballenas perdieron las patas y se lanzaron al mar. Quiero ser una sirena de precisa figura con botas de pescado, sí, una sirena con el corazón de fuego para zapatear el mar.
Ellas, las ballenas tienen la persistencia del ser. En el fondo del mar Artico engullen hasta el hastío, un caldo revuelto con millones de partículas microscópicas de animales vivos y materia vegetal. Igual que las ballenas; estos organismos emigran, pero en otros lapsos brevísimos, sus desplazamientos están asociados a la gravedad, el día y la noche. Para equilibrar los tiempos de la geología y sus mutaciones ínfimas no viven mas de cuatro horas, si no fuera así en una semana su reproducción podría formar una esfera de igual volumen al de la tierra. Plancton, errante y vagabundo se mueve nadando débilmente en mayores cantidades por los mares de las regiones frías. Por eso, ellas, las ballenas permanecen cerca de los polos.

© Angelica Escoto

.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Walk in Closet en Replicante

Por Angelica Escoto

http://revistareplicante.com/walk-in-closet/

El proyecto Walk in closet nace cuando me convierto en una trabajadora que cruza todos los días “la línea” entre Tijuana y San Diego y contemplo los contrastes de un paisaje postindustrial con sus excesos de consumo, y otro paisaje subdesarrollado con su cultura del reciclaje.

La compra y venta de ropa de segunda es un comportamiento cotidiano de los tijuanenses. La instalación para exhibir cada prenda reciclada en las bardas, rejas y fachadas de las casas se vuelve un performace social que se observa por toda la ciudad.

En Walk in closet el acto de representación en los objetos contiene una tensión de identidad fronteriza; la ropa como existencia cotidiana es un simulacro humano de pertenencia a sí mismo. Las imágenes que presento buscan resignificar la indumentaria como huella arqueológica, símbolo social, anécdota, pose, textura, presencia y espectáculo en el paisaje urbano de Tijuana.

Después de trabajar en otros proyectos durante más de diez años sobre paisaje-naturaleza procesual y materiales efímeros en el desierto de Baja California, decidí cambiar de escenario y de formato fotográfico —de 35mm a 120mm— como un reto personal con la geografía sentimental que habito. Así, ensamblo nuevamente el paisaje como contexto visual de la experiencia, usando la forma, el medio y el lugar como soporte.

El proyecto Walk in closet nace cuando me convierto en una trabajadora que cruza todos los días “la línea” entre Tijuana y San Diego y contemplo los contrastes de un paisaje postindustrial con sus excesos de consumo, y otro paisaje subdesarrollado con su cultura del reciclaje.

El título del proyecto —Walk in closet— subraya una paradoja con el contexto que me remite aquella descripción de Italo Calvino en sus Ciudades invisibles: “El ojo no ve cosas, sino figuras de cosas que significan otras cosas”. ®

Posted in Uncategorized | Leave a comment